Cirugía de Cataratas en México

La catarata es la causa número 1 de ceguera reversible a nivel mundial. Esta impide el paso nítido de la luz a la retina, el paciente sufre una pérdida progresiva de la visión, como si viera a través de un vidrio esmerilado.

El tratamiento definitivo para una catarata es mediante cirugía.
Actualmente lo realizamos de manera ambulatoria, a través de microcirugía de mínima invasión y con la colocación de un lente intraocular.
Esta técnica es conocida como Facoemulsificación, la cual permite una pronta recuperación visual con la posibilidad de iniciar las actividades diarias de inmediato.

¿Por qué confiar tus ojos a nosotros?

Tenemos una amplia experiencia en cirugía de catarata con elevada efectividad y excelentes resultados en nuestros pacientes.

Oftalmólogos certificados

Atención personalizada

Revisión minuciosa de tus ojos

Nuestros precios son accesibles

Síntomas

¿Qué síntomas presenta un paciente con cataratas?

Pérdida de la agudeza visual.

Visión nublada y borrosa por uno o ambos ojos.

Dificultad para ver por la noche o en condiciones de poca luz.

Sensibilidad a los resplandores.

Los colores se perciben menos nítidos.

Deterioro de la calidad de vida.

Aprende más sobre Cirugía de Catarata

¿Hay riesgo en una Cirugía de Catarata?

La cirugía de catarata consigue resultados excelentes y muy satisfactorios para los pacientes, con un impacto positivo en su calidad de vida (por ejemplo, facilitando la conducción y reduciendo el riesgo de caídas).

En más de un 95% de los casos no presenta complicaciones, aunque como cualquier operación, no está exenta de riesgos. Puede producir opacidad de la cápsula posterior del cristalino (la más frecuente). Una correcta indicación y ejecución de la técnica quirúrgica contribuye a minimizar posibles complicaciones que, en caso de producirse, son normalmente leves y pueden solventarse.

Preguntas Frecuentes

Resuelve todas tus dudas

Lo normal es que la catarata se opere cuando ocasiona disminución de visión y el paciente tiene limitadas sus actividades de la vida diaria.
Una visión menor del 50% dificulta las actividades de la vida diaria.

La catarata es un proceso que va asociado a la edad. Prácticamente podríamos decir que todos, desde que nacemos, tenemos principio de catarata. Lo que ocurre es que es a partir de una edad (variable) cuando empieza a limitar la visión. Los principios de catarata no se operan si no limitan la visión y generalmente las revisiones se hacen cada año hasta que esto ocurre: puede ser al cabo de 1 o de 10 años… o nunca.

No. La catarata va evolucionando a un ritmo propio de cada persona. Es algo que no podemos frenar.

Sí, pero con las técnicas que manejamos hoy en día suele ser raro que una catarata llegue a ser tan dura como para originar complicaciones. Su oftalmólogo es el que mejor puede aconsejarle sobre su caso en particular ya que hay algunas enfermedades del ojo que requieren una cirugía más temprana.

El astigmatismo se puede corregir de varias formas: haciendo incisiones durante la cirugía de catarata en sitios distintos a los habituales, haciendo incisiones especiales más amplias y profundas de lo normal o bien colocando lentes intraoculares también especiales. El resultado es menos predecible que al corregir la miopía o la hipermetropía pero siempre se puede disminuir.

A veces, en pacientes con glaucoma, la tensión puede bajar algo tras la cirugía de catarata pero el glaucoma no se resuelve. Sólo en algunos casos de glaucomas especiales (de ángulo cerrado), la cirugía de catarata puede solucionar el cuadro.

Pueden notarse los cambios de presión dentro del ojo cuando introducimos los instrumentos o bien algunas maniobras durante la cirugía pero las molestias son mínimas.

Depende de otras estructuras como la retina.
Veamos el siguiente ejemplo: si un ojo sano que ve el 100% de repente tiene una catarata, verá por ejemplo un 40%. Al operarlo de catarata podrá ver 100% que es lo que veía al principio. Si otro ojo tiene un problema en la retina y ve el 60%, al aparecer una catarata, el paciente verá por ejemplo 20%. Al operar esa catarata verá como máximo 60%, no 100%.
Esto quiere decir que el pronóstico visual del paciente es un conjunto de todas las estructuras del ojo: el nervio óptico, la retina, la catarata, la córnea.

Regularmente solicitamos que si utiliza anticoagulantes como aspirina o heparina los suspenda 1 semana antes de la cirugía. 

MONOFOCAL: En general, proporciona buena visión para lejos sin gafas y es necesaria gafa de cerca.
MULTIFOCAL: Proporciona aceptable buena visión de lejos y cerca, con una mayor independencia de gafas. En casos de lectura prolongada, trabajos de precisión, con poca luz o con ordenador puede necesitar gafas.

Si, las lentes intraoculares están fabricadas con materiales que tienen la garantía suficiente como para decir que son para toda la vida del paciente.

¿ Ya estas listo para ver de nuevo el lado brillante de la vida ?

Efectiva | Segura | Recuperación rápida