xantelasmaCuantas veces habremos escuchado la frase común: los ojos son el espejo del alma. Se trata de un concepto bastante extendido, que identifica la importancia de nuestros órganos oculares para otras personas y para nosotros mismos. Su estética, por lo tanto, es una referencia inmediata de cercanía, porque es lo primero que generalmente observan nuestros interlocutores. De allí que cualquier problema que los afecte, nos resulte de interés básico. Es el caso del xantelasma palpebral que describiremos a continuación.

Primero que nada: ¿Qué es el xantelasma palpebral?

Se trata de una acumulación de grasa en el parpado, particularmente visible como una placa amarillenta en el canto interno o nasal. También se conoce como estrés de colesterol y tiene la forma de un levantamiento graso o pequeño tumor benigno. No es un problema de salud real, pero si tiene consecuencias de carácter estético. Como señalamos anteriormente, el área ocular es fundamental en los procesos comunicacionales entre los seres humanos, y no deseamos que lo primero que se aprecie de nosotros, sea una costra amarillenta que afea nuestra mirada.

Tipos de xantelasma

Se pueden clasificar de diversas maneras, según la posición, sobre todo. A continuación, presentamos los tipos posibles:

  • Bilateral, que se refiere a su aparición en ambos ojos. Como indicamos, se trata de una tendencia de acumulación y por ello, es bastante común que aparezca en ambos órganos.
  • Unilateral, se presenta en un solo ojo y es menos frecuente.

Causas

Podemos conseguir muchas causas que originan este problema, casi todas relacionadas con el procesamiento de las grasas en el cuerpo. Por ejemplo:

El metabolismo de los lípidos

Los metabolismos son diferentes, podríamos decir que cada persona presenta particularidades en este aspecto. Sin embargo, algunos procesamientos como los de los lípidos, presentan similitudes en grupos familiares.

La Edad

Si bien no es una causa, si es una condición que incrementa su aparición. Es decir, no necesariamente por tener más años, debas presentarlo, pero si tienes la tendencia, esto incrementara la posibilidad de su aparición.

El estrés

Esta es una condición que nos afecta más allá de toda valoración inmediata. El estrés puede causar problemas en el metabolismo y, por ende, una marcada falla en el procesamiento de las grasas y dar origen al xantelasma.

Enfermedades particulares

Son dolencias que normalmente se asocian con el manejo de las grasas en el cuerpo, tales como la diabetes, cirrosis hepática o biliar, colesterol alto, entre otros.

¿Quieres mejorar tu salud visual?

 Confía en las manos de nuestros especialistas y programa tu cita rellenando este formulario.

Síntomas del xantelasma

Curiosamente, no produce dolor o molestia evidente, sobre todo porque no afecta el proceso de visión o la entrada de luz al ojo. Sin embargo, es posible que se presente algún cansancio visual por la pesadez que el mismo representa. La formación de la protuberancia es paulatina y continua, hasta el momento de hacerse patente a primera vista.

Tratamiento de la grasa en los parpados

El Xantelasma no es una dolencia peligrosa, pero, requiere de un procedimiento específicamente desarrollado por un oftalmólogo. Las alternativas pueden ser:

Diagnóstico previo

Asistir a la consulta una vez que se ha determinado la posibilidad de un xantelasma, sobre todo para descartar cualquier otro problema asociado. Sin embargo, este tipo de acumulación sebácea tiene una configuración muy particular que no deja dudas sobre su presencia y por ello, será fácil de detectar por parte del médico tratante.

Intervención quirúrgica

En estos casos, existe una especialidad en el ámbito de la oftalmología dedicada a la cirugía estética. De hecho, esta es una de las operaciones de cirugía plástica ocular que más se realiza y, por lo tanto, es muy segura. Se trata de un procedimiento ambulatorio que no requiere de muchos preparativos. Se coloca un colirio anestésico y se procede al corte, la cicatriz es imperceptible y se oculta con facilidad.

Tratamientos con base en Láser

Similares al anterior, pero mucho menos agresivos. Sin embargo, al no eliminar en su totalidad el pequeño tumor, tienen tendencia a reaparecer, aun cuando, pueden tratarse complementariamente con un mejor hábito de consumo de grasas.

Medicamentos

No se han establecido tratamientos efectivos desde la perspectiva de fármacos especializados en reducir los niveles de colesterol en la sangre. Su efecto sobre el xantelasma es muy limitado, pero si puede ser considerado como un manejo complementario, sobre todo postoperatorio.

Ayudando a reducir su aparición

Si sumamos lo que señalamos en el último párrafo sobre los medicamentos, podemos desarrollar un modelo de vida que sirva para reducir la posibilidad de reincidencia:

  • Cambios en la dieta. Comer menos alimentos con grasas como frituras, embutidos, carnes rojas entre otros. Comer más frutas, vegetales y consumir mucha agua que ayudará en la eliminación del colesterol.
  • Reducir actividades estresantes, de hecho, una buena idea en general para la salud, porque no se refiere solo a reducir factores de riesgo por estrés, sino a una mejor calidad de vida.
  • Por el contrario, realizar actividades saludables como ejercicios o deportes.
  • Tener descansos reparadores efectivos, y disminuir la ingesta de alcohol y del tabaco.

En líneas generales, el xantelasma no es una dolencia por sí misma. Se trata de un problema fundamentalmente estético que, además, es representativo de nuestro estilo de vida en la mayor parte de los casos. Por eso su manejo adecuado, se refiere precisamente a hábitos que no son saludables y que podemos cambiar para mejorar globalmente.

¿Buscas algún tema?

¿Quien es el autor?

Dra. Diana Parra

Dra. Diana Parra

Oftalmólogo Certificado
Experta en Cirugía Láser

Todos Los Post

Artículos Similares